Elige el look de invitada perfecto según el tipo de celebración

Nos encontramos en plena época de fiestas. Bodas, bautizos, comuniones, confirmaciones... Tras un largo y extraño periodo de restricciones de aforo en citas sociales por culpa de la pandemia, por fin han vuelto a nuestras vidas las reuniones familiares más o menos normalizadas. Con ellas, volvemos al dilema de siempre: ‘Me han invitado a una fiesta. ¿Qué me pongo?’.

No cabe duda de que la crisis sanitaria marca una serie de condicionantes a la hora de elegir determinados atuendos. Ahora, llevemos lo que llevemos y vayamos donde vayamos, la mascarilla se ha convertido en parte obligada de cualquier ‘outfit’. Incluso podría decirse que los tiempos actuales imponen una manera de vestir menos sofisticada que antaño. Se abre paso a una temporada en la que la comodidad y la naturalidad por encima de todo. Pero no por ello hay que alejarse de las tendencias. Ni abandonar las buenas costumbres.

Cómo ser la invitada perfecta

En este blog te diremos cómo acertar con tu ‘look’ de invitada según la ocasión… y teniendo en cuenta los momentos que vivimos. En primer lugar, la elección del vestido depende del tipo de celebración: ¿Formal o informal?¿Es una acto de mañana o de tarde noche? ¿Al aire libre o en espacios cerrados? ¿En la playa, en la montaña, en la ciudad? ¿Es una boda civil o religiosa? Son los parámetros clásicos a tener en cuenta.

Aunque no hay reglas fijas sobre la ropa que cada uno quiera llevar, si cabe recordar que para bodas de noche se aconsejar optar por un vestido o falda larga, que debe ser a ras del suelo… o un midi largo. También quedan bien los trajes con pantalón o falda… o los monos, que son un verdadero comodín para cualquier ocasión. En cualquier caso, aconsejamos ir sin tocado o solo con algún detalle discreto, ya que de por sí el vestido es el protagonista.

En el caso de una boda o evento de día, lo ideal es evitar el largo salvo excepciones, como que seas la madrina o dama de honor. Siempre será acertado elegir un vestido de corte midi o cocktail que se pueden complementar con una pamela o un tocado, el detalles idóneo para una boda de mañana, si el vestido lo permite.

Al igual que en el caso anterior, podremos también recurrir a monos, conjuntos o trajes de chaqueta pero que a diferencia de los eventos de noche se pueden lucir con un pequeño tocado.

En el caso de celebraciones en el campo o en entornos rurales, los ‘looks’ de invitada se prestan a estilos románticos, bohemios y más desenfadados. Todo ello sin perder nunca un punto de sofisticación. Nuestro consejo en ese caso es decantarse por tejidos delicados o con finos encajes en zonas como la espalda o las mangas, así como por diseños estampados acompañados de tocados con detalles florales.

Si la boda o celebración va a tener lugar en la playa, hay que tener en cuenta que el calzado puede ser un factor determinante a la hora de definir el atuendo. Se puede elegir un diseño compatible con tacones ancho o cuñas de esparto si es un evento no demasiado formal.

Nuestro consejo: di ‘sí’ a tejidos ligeros y vaporosos y, ante todo, pensar en el ‘confort’. En este tipo de ambiente los estampados llamativos, como los tropicales, vienen de maravilla. También resulta acertado elegir tonalidades fuertes, como el fucsia, el amarillo o el naranja. Colores acordes con una puesta de sol, un paisaje con vistas al mar o un acantilado. Como complemento, tocados con flores y estilos boho. Recuerda siempre que al lado del mar no encaja nada demasiado formal, así que es el lugar perfecto para apostar por diseños llenos de color y que transmitan mucha vitalidad.

Cuando se trata de una graduación o boda civil o un evento de que consideramos ‘de menor categoría’, a veces cometemos el error de relajarnos en exceso y vestir de manera menos formal que si se tratase de una cita religiosa. Pues no hay que confundirse en este sentido. El tipo de evento no lo marca el rito o acto, si no el deseo de los protagonistas. En este caso, presta mucha atención al ‘dress code’ que sugieran los anfitriones. Guíate por el lugar de celebración, el restaurante donde se celebre el banquete o el tipo de invitación. Todo ello te dará pistas para saber si desean algo formal y clásico o si, por el contrario, prefieren dar un aire más informal a su fiesta. Así sabrás cuál será el look de invitada perfecta.

Recuerda una pauta que vale para todo: ante la duda, sigue las normas de etiqueta. ¡Nunca falla!

Publicado en